viernes, 22 de junio de 2007

ANOTACIONES DE UNA CORTESANA JAPONESA DEL S.X (2)

© MK

"Para encontrarse con el amante el verano es la estación apropiada. En verdad , las noches son muy cortas y la claridad avanza antes de que una haya pegado un ojo.Como todas las celosías quedan abiertas , permaneciendo acostados se puede ver el jardín en el frío aire matinal."

"Quedan aún algunas caricias que intercambiar antes de que el caballero se retire , y mientras se murmuran cosas , de repente se escucha un ruido sordo. Por un instante están seguros de que han sido descubiertos , pero es sólo el graznido de un cuervo que pasa volando."

"En invierno , cuando hace mucho frío y una está sepultada bajo la ropa de cama escuchando las amorosas palabras de su amante , es una delicia oír el sonoro gong del templo , que parece salir del fondo de un pozo"

"Cuando llueve , me siento absolutamente desdichada. Me olvido por completo de lo bello que era el tiempo un poco antes ese día y todo me parece odioso (...) y sólo pienso en una cosa:
¿cuando parará de llover?".

"Un hombre que visita a una mujer en medio de una tormenta tan fuerte merece alguna simpatía.Por más que él la haya preocupado o hecho sufrir en el pasado , ella por cierto ha de perdonarlo cuando llega con sus ropas empapadas".

"Si un hombre la ha visitado a una noche tras noche , y luego viene nuevamente a pesar de un fuerte chaparrón , eso demuestra que no soporta estar separado ni por una noche y que hay buenos motivos para que quedemos bien impresionadas. Si , por otra parte , nos ha hecho preocupar al dejar pasar muchos días sin venir, una se siente inclinada a cuestionar su sinceridad incluso si decide aparecer una noche de tormenta. Pero sin duda la gente tiene diferentes sentimientos respecto de estos asuntos."

" Me encanta que un hombre me visite en una noche ventosa. Entonces siento que realmente se preocupa por mí."

"Me gustan también las visitas que llegan cuando nieva.Una visita secreta es especialmente adorable ; mientras espero por el hombre, murmuro : "¿Se habrá olvidado?". Es muy agradable, también, cuando estoy en un lugar donde puedo recibir abiertamente a una visita que él llegue con sus ropas frías y húmedas a causa de la nieve".

"Después de que hayan oído mis comentarios sobre este tema , me pregunto si habrá algún caballero que se abstenga de visitar a las damas por la lluvia"

"Un buen amante se conducirá con elegancia tanto en la oscuridad como en cualquier otro momento. Se deslizará de la cama con una mirada de consternación. Cuando la mujer le suplique:"Vete, amigo, está aclarando. Nadie debe verte aquí", el lanzará un hondo suspiro revelador de que la noche no ha sido suficientemente larga y que abandonar a su dama lo hace sufrir. Ya de pie , no se vestirá de inmediato , sino que acercándose a su amada le susurrará todo lo que ha quedado sin decir durante la noche . Incluso ya vestidos , se demorará ajustándose el cinturón con gestos lánguidos. Luego levantará la celosía y permanecerá con su dama de pié junto a la puerta, diciendo cuánto lamenta la llegada del día que los apartará , y huirá. Verlo partir en ese momento será para ella uno de sus más deliciosos recuerdos"

"La elegancia de la despedida influye enormemente en el apego que tengamos por un caballero. Si salta de la cama, ronda por la habitación, se ajusta demasiado las cintas de su pantalón, se arremanga y se llena el pecho con sus pertenencias, asegurando enérgicamente su cinturón, comenzamos a odiarlo".

"Un caballero entonces (...) desea regresar- ( a su casa) -y escribir la carta de la mañana * , antes de que el rocío se desvanezca en las enredaderas de campanillas..."



* Parte esencial de la etiqueta amorosa , incluía un poema y se la ataba a una ramita florecida apropiada. Se redactaba y se enviaba apenas el caballero había llegado a su casa. La respuesta de la dama también debía ser inmediata.



"El Libro de la Almohada"

Sei Shônagon


4 comentarios:

Alex dijo...

Pues no es por contrariar a la cortesana japo, pero es en lo días de lluvia cuando con más claridad (y belleza) veo las cosas, Mary Kate. Cuestión de sensibilidades.

Los pequeños gestos, todo aquello que no se ve, es más importante que cualquier grandilocuencia. Así lo veo yo. Eso de que alguien te visite en medio de una tormenta, ya de madrugada (añado), me recordó aquella escena de "¿Quién es Harry Kellerman?" en la que un desquiciado Dustin Hoffman llama por telefono a una antigua amante a las tres de la mañana bajo el lema de: "Sólo llamo de madrugada a la gente que me importa". Eso sí, el susto que te llevas no te lo quita nadie.

Y tenga usted claro que la cortesana se equivoca en la segunda parte del punto seis. Algunos somos así de descuidados e huidizos. Cuestión de caracter.

MK dijo...

Totalmente de acuerdo en lo de los días de lluvia.Yo los prefiero de largo...es terriblemente dificil ser un melancólico un día claro y soleado. S llueve o hay niebla , te dás el trabajo hecho , casi...
Pero yo apuntaba el dato para explicar los gustos de Sei.
No me he extendido sobre lo que opina de los días de luna , que suscribo.
En cuanto a llamadas intempestivas y de madrugada , ninguna como la de la Keaton a Allen en "Annie Hall" , cuando le pide que vaya a matar una cucaracha enorme que acaba de ver en el baño.
Por supuesto que encontré enternecedor respecto a esa segunda parte del sexto párrafo que élla misma se apresurara a apuntar las diferentes opiniones que tiene la gente al respecto.
Sólo que me hizo gracia ver que esas cuestiones son eternas y se dan en todas las culturas
Incluso opino que en ocasiones sería tremendamente aburrido si no existieran resortes como el descuido, y el mecanismo de la huida.

atikus dijo...

Yo tampoco coincido mucho con la señorita cortesana, el verano no es mi época favorita para el amor,(demasiado calor,para eso están los amantes que ya aportan suficiente) prefiero el otoño e incluso el invierno, además ¿no dice que el buen amante debe largarse al amanecer?...pues las noches más largas son en esta época y donde más disfrutaría de él, jaja!!

MK dijo...

Atikus...Elemental mi querido Watson..El tiempo del que se disponga es verdaderamente importante...pero ya sabes a veces ..."la vida es eterna en cinco minutos"...
Y si es cuestión de temperatura ..el verano se presta al "Plein air".