viernes, 11 de enero de 2008

EL VISITANTE EXTRANJERO

Richard Bergh "Nordisk Sommarkväll" 1899-1900

    Le conocí este verano, una tarde de finales de Agosto , en la isla. La primera vez que nos vimos , nos sentamos fuera de la casa, a esa hora en la que la luz del sol adquiere el tono de la miel . He comprobado que algunas tardes, con esa luz, rostros y cuerpos lavados por el agua del mar, la arena y la sal, parecen bruñidos como las figuras de ámbar. Me habló de su tierra lejana con inviernos extremos, y otoños grises y lluviosos. Mientras lo hacía casi podía notar en las suelas de los zapatos el peso del eterno barro de esos caminos que él recorría a menudo por cuestiones de trabajo. Sobre todo me habló de eso y quedamos en que volvería otra tarde.
Y así fue y así también me enteré de algo que había intuido nada más verle.
Me habló de su soledad, y me enterneció ese inequívoco aspecto de perro apaleado que comparten todos los hombres abandonados por un amor. De los errores cometidos, tan humanos e inevitables.
Tan comunes también. De como había empezado a abandonarse el mismo. A comer y a dormir mal y a destiempo. Pero me gustó compartir con él la costumbre de levantarnos a horas estupidamente tempranas. Me describió los pormenores de ciertas tareas del todo desagradables, inherentes a sus funciones de policía y de como su desolada vida doméstica le llevaba a hundirse en horarios extremos de trabajo.
   Se quedó un par de noches más, me dijo que no me preocupara por él y que el clima cálido de la isla le permitiría dormir en el banco de marés, fuera de la casa, si no me importaba.
Le dejé allí con la música de "Madama Butterfly",  en la voz de la Callas y me dormí antes de que acabaran las notas del aria .
   Desayuné con él al día siguiente y reanudamos la historia donde la habíamos dejado la noche anterior.
Y luego, después de unas horas de conversación, aquel mismo día nos separamos. Se acabó la historia Se acabaron las vacaciones. Era lo previsto .
Me olvidé de él por un tiempo, pero algo me decía que volveríamos a encontrarnos.
Y así ha sido. Estas Navidades volvió a presentarse de visita.
   Hice un té y saqué un viejo malta de la despensa, porque sé que le gusta. Nos sentamos en el sofá , y a pesar de los estragos que el desamor, la vida irregular, el trabajo desagradable y el haber engordado desde la última vez que le vi, habían causado en su cuerpo y su espíritu; comprobé que definitivamente seguía pareciéndose a mi admirado y malogrado Ulrich Mühe.
   Aunque esta apreciación debo aclarar que es completamente personal y con toda seguridad se debe más a mi propia fantasía que a una demostrable realidad. Sus visitas desde entonces se han convertido en asiduas y constantes y ayer por la tarde incluso tuvo un detalle enorme conmigo, acostumbrada a manejarme sola con la agenda doméstica. Nos acompañó al dentista y me distrajo enormemente de aquella sala repleta de gente como nosotros, cansados, fastidiados y oscurecidos.
Y en agradecimiento pensé en escribir este post de hoy. Esta noche ha dormido en mi cama, se quedó allí acurrucado al lado de mis gafas. Me estuvo contando unas cosas terribles de su último trabajo.
Y esta mañana hemos vuelto a desayunar juntos, la oscuridad de la calle que nos devolvía la ventana de la cocina nos recordaba la complicidad de compartir el gusto por los madrugones, forjado a base de un largo historial de antiguos insomnios nocturnos.
Allí le he dejado redactando unos informes y me he ido a trabajar, extrañamente reconfortada.
Aunque luego he recordado que en algún momento de esta noche he intuido que esta historia no va a durar.
No puede durar.
Mi eterna contradicción y despropósito.
Llegará un día en que todo terminará entre nosotros y luego sólo quedará lo de siempre.
Vacío, melancolía y recuerdos.
Recuerdos que primero querré eliminar de un plumazo y luego ...luego querré retener
como pequeños tesoros. Pero ahora no quiero pensar en ello.
Ahora es nuestro momento de plenitud y no dejaré que se oscurezca este cielo compartido ,
levantando una bandada de pájaros nocturnos.
Espero y se que estará allí aguardándome cuando regrese esta noche a casa.
Mi querido Kurt.¿No os lo habia dicho? Kurt es su sobrio y sueco nombre de pila.
Kurt Wallander para más señas.
Y es un personaje de ficción. Si, nadie es perfecto.
Es inspector de policía en la pequeña localidad de Ystad, cerca de Malmö, en el sur de Suecia
Y fue creado en sus novelas policíacas por Henning Mankell.
Lo nuestro va a durar un tiempo, tanto como desee el autor.
Mankell le ha dedicado unas diez novelas.Y yo ya estoy terminando la tercera.

*música para Kurt , y no dejéis de ver el vídeo!!:YouTube - Madama Butterfly

16 comentarios:

Emily dijo...

También se ha presentado en casa, qué raro...Pero yo no me acuesto con él. Si de caso retozamos en el sofá. Me gusta que me cuente sus casos, y a veces, le ayudo a resolverlos.
Te ha quedado muy bien lo escrito. Seguro que también te observa mientras pintas...

atikus dijo...

Jope con el vide que bueno no imaginaba que los muñegotes tuvieran tanta expresividad!!

MK dijo...

Emily ...yo acabo sucumbiendo y llevándomelos a la cama.La carne es debil ,y la tentación demasiado fuerte para mí ...y me gusta que sigan contándome sus cosas calidamente arropada debajo del edredón.
¿Conoces mejor sitio para leer en las frias noches de invierno?.

Atikus , encontré ese video hace tiempo y lo guardé .Me parece de una expresividad , concisión y ternura exquisitas. Como cuenta la história y los retales del ária de fondo. Simplemente genial.

koolauleproso dijo...

Adoro a Henning Mankell. El personaje de Wallander me parece magnífico.
Es la gran aportación europea la novela negra.
El vídeo, extraordinario también, aunque nos prive de ver a la siempre subyugante María Callas, otro de mis amores imposibles.
Lo dejo: me acabo de enterar que se ha muerto Ángel González, y estoy muy triste: el año comienza tan mal como terminó el anterior (en un plazo de apenas 2 meses se han ido dos de los personajes que más respetaba: Fernando F. Gómez y, ahora Ángel González).
Por la tarde veré si puedo dedicarle un post.
Bsos de "luto"

Alex dijo...

Muy bien redactado, Mary Kate. Por un momento pensé que se trataba de alguien "real", aunque no hay nada más real que la propia fantasía. Su estilo me recuerda a un cuento de mi odiado Juan Manuel de Prada. Tu historia sería su reverso positivo. La suya era sórdida.

Lo leí ayer, me gustó y me intrigó. Para mi vergüenza, no conozco nada de Wallander. De algún modo he conectado con un universo desconocido gracias a tus palabras. Procura que dure. Yo tengo la costumbre de dilatar todo lo que puedo el final de un libro. Soy consciente de que difícilmente volveré a él. Disfruta y apura lo que te quede.

Lucía dijo...

¡Qué risa Mary Kate, me lo estaba creyendo hasta que dijiste que era policía!
¡Yo no me lo imaginaba tan guapo como Ulrich Mühe!
Me alegro de que te gusten sus novelas y espero que vuestro idilio dure mucho tiempo. Yo era adicta a Mankell, y ahora estoy pensando en releer alguna de las novelas que más me gustaron.
Y el vídeo, qué bueno, qué bien hecho está, cuántos sentimientos encerrados en diez minutos... ¡Cuando yo decía que la Barbie y el Kent me caían mal por algo era!

Me ha encantado el post.

Besos.

NoSurrender dijo...

Vaya, mk, cuánta prudencia la tuya. Yo cuando me engancho a alguien así a alguien me lo llevo a la cama la primera noche! Anoche hicimos un trío, con Ángel González y Sam Shepard ;)

(aprovecho para compartir odios con Álex ¡muera de Prada!)

Besos!

MK dijo...

Léo ahora la noticia Koolau , que he estado apartada de blogs , periódicos y televisión. Lo siento ,a Ángel Gonzalez le descubrí no hace mucho.Me pasaré por tus páginas seguro que enriquecerás mis conocimientos.
..y Fernán Gomez , también...Esos "Homenots" que diría Josep Plá...

Alex...universos desconocidos que nos vamos descubriendo unos a otros.
Así que de Prada?. No he leido nada de él...pero parece que en general no despierta muchas simpatias...Te agradezco que me situes en el reverso positivo.
Y comparto esa sensación que se tiene cuando te cruzas con algo bueno, o que te gusta mucho(cine , literatura y en tu vida en general) de apurarlo pensando que no volverá a ocurrirme...
Y sabes...tarde o temprano acaba ocurriendo, otra vez.
Ya sabes lo que dicen los Monty Python...
..."nadie espera a la Inquisición española!!"

MK dijo...

Lucia, a mi también me caen mal Barbie y Kent.
En casa hemos jugado con Mr.Potatoes,con Buzz Lightyear y con la plantilla completa de Toy Story ,dinosaurios ,E.T, pin y pones ,las figuritas del pesebre y los cliks de bomberos, ,piratas , granjeros y astronautas ...los hemos curado de resfriados ,los hemos casado entre ellos y los hemos alimentado debidamente a todos. Pero nunca hemos tenido ninguna Barbie ni ningún Kent..no les dió por ahí a mis hijos.
En cuanto a Wallander.. Tú y tu blog de amante de la novela negra , sois una mina para encontrar estupendas recomendaciones .

Lagarto , soy prudente.
Bueno , a veces soy prudente.
Y a veces me dejo llevar por el arrebato y me salto horarios y sueño y el amanecer me sorprende totalmente entregada.
Te envidio la compañia de esa noche .Debió ser un placer dormirse escuchando sus voces.

desconvencida dijo...

A mi los nórdicos (Wallander incluido) siempre me han puesto, así que te entiendo perfectamente, Mary Kate :D

MK dijo...

Fijate que a mi me atraían latitudes y actitudes más mediterráneas, Descon. Pero recién he descubierto que "nort enllà" existe una nostálgia cálida y envolvente como...un largo día finlandés..!

memento dijo...

Menuda maravilla de cuadro que no conocía... ¡¡¡Mil gracias!!!

MK dijo...

Memento , bienvenido!.
Yo también desconocía a este pintor , y encontré este cuadro por casualidad. Me gustó el ambiente , lo que me sugería , esa luz y esa atmósfera contenida , apacible pero a la vez evocadora.y me iba bién para el texto...

el paseante dijo...

"Pero me gustó compartir con él la costumbre de levantarnos a horas estupidamente tempranas."

Mai has de despertar un personatge de novel.la negra abans del migdia. Dolentota. :-)

M'ha agradat molt el post.

MK dijo...

Ei! Paseante que también existe gente como yo que se acuestan y se levantan con el horario del gallinero...y a la vez mantenemos el tipo y la compostura digna del mejor personaje femenino salido de la pluma de Dashiell Hammett :-))
M´en alegro molt de que t´hagi agradat ,gracies.

El veí de dalt dijo...

Madame Buterfly per a un "perro apaleado". Sublim.