miércoles, 5 de septiembre de 2007

ENSAYO PERMANENTE

© MK
*para escuchar: YouTube - The Sacrifice (Michael Nyman)

"Tuvimos una tormenta.Duró toda la noche y a media mañana aún seguía , una cosa extraordinaria, no he visto nada semejante , en estas zonas templadas, ni en violencia o duración. Disfruté de lo lindo, incorporado en mi adornada cama como si fuera un catafalco, si ésa es la palabra que quiero , la habitación sumida en un parpadeo de luz y el cielo a patada limpia , rompiéndose los huesos. !Por fin , me dije, por fin los elementos han alcanzado un extremo de magnificencia acorde con mi torbellino interior!.Me sentía transfigurado , me sentía como uno de los semidioses de Wagner , flotando sobre una nube tronante y dirigiendo los estruendosísimos acordes, el choque de los címbalos celestiales. En este estado de euforia histriónica , en medio de la efervescencia de los vapores del coñac y de la electricidad estática, consideré mi posición bajo una luz nueva y crepitante. Me refiero a mi posición general. Siempre he poseído la convicción, inmune a todas las consideraciones racionales , de que en algún momento futuro y sin especificar , el permanente ensayo que es mi vida, con sus numerosas malinterpretaciones, sus deslices y pifias , terminará , y la obra propiamente dicha, para la que me he estado preparando siempre y con tanto ahinco , comenzará por fin.Es una ilusión muy corriente , lo sé , todo el mundo la tiene".

"El Mar" John Banville

11 comentarios:

desconvencida dijo...

Esta novela es de las que más me ha hecho disfrutar en los últimos tiempos....

Emily dijo...

Bueno, voy a apuntarla. Vi una película en la que "ella" confesaba que si veia un huracán y había pocos destrozos y muertos se quedaba defraudada...a mí me pasa lo mismo con las tormentas, me gustan violentas..Pero no me gustaría estar en este barquito en plena tormenta, yo en la cama..

Lucía dijo...

¡Cuando empecé a leer pensé que te había ocurrido a ti en tu viaje de regreso en barco!
Un beso.

atikus dijo...

Bonito cuadro...no me gustan demasiado las tormentas, aunque depende donde me pillen...

MK dijo...

A mi me gusta como describe esa situación ,sin sensiblerías, y su sentimiento entre aturdido e impotente ante la pérdida de su mujer.Y como eso le hace volver a recordar donde echaron raices ciertos sentimientos. Descon...y de verdad que gracias por tu posteo de ayer..
Emily , Lucia , me gusta el mar , pero desde la orilla. Desde siempre he oido en casa que el mar se traga a los valientes , y la verdad es que le tengo mucho respeto. Un par de veces que me he encontrado en lo que empieza siendo un día apacible y vira luego el viento a tramontana...soy de las que al llegar se tira al suelo y lo besa.Y me mareo miserablemente...
Atikus , lo dicho y siguiendo los consejos de Emily , en casita , en la cama o un paseito corto a buscar leña , si ya lo quieres más bucólico.

El futuro bloguero dijo...

El texto es precioso, y se siente uno en la tormenta. Mejor en casa junto a la chimenea, secándose, tras ese paseito corto que le decías a Atikus.

Brrr, que frío...

MK dijo...

..y un olor rico llegando desde la cocina Futuro Bloguero.
Anda que llevamos bién la vuelta...

El futuro bloguero dijo...

jajaja.

koolauleproso dijo...

Una novela sencillamente extraordinaria. Tengo pendiente un post sobre ella; claro que son tantos los que tengo pendientes...
Ya sabes, mi proverbial indolencia..

MK dijo...

Me gustará leer ese post ...y me gustaría leer los que tengas pendientes...Koolau

el paseante dijo...

Pensé en comprar esa novela, más que nada por su título: El Mar. Tan corto, tan sencillo, tan potente. Me gusta la concreción en la literatura.