miércoles, 30 de junio de 2010

EL FIN DEL MUNDO CONOCIDO


Por algún extraño motivo y desde que este mundo es mundo la humanidad ha ido desarrollando hipótesis de como empezó todo y de como puede llegar el punto final a nuestro universo conocido. A todos se nos ha pasado por la cabeza en alguna ocasión el que un meteorito destruya todo el planeta, un virus letal contamine la atmósfera que respiramos o que una invasión extraterrestre aniquile la raza humana.
Cada unos cuantos años se desempolvan viejas premoniciones, se vuelve a hablar de Nostradamus o se hace una película basada en el calendario maya y sus predicciones sobre nuestra fecha de caducidad como especie.
El fin del mundo es un tema que en los últimos años ha estado presente en una buena cantidad de películas.

Meteoritos devastadores acercándose a la Tierra tipo "Deep Impact" y "Armageddon". Catástrofes naturales como "El Día de Mañana"o "2012". Invasiones alienigenas al estilo "La Guerra de los Mundos" o" Independence Day". Las post-apocalípticas, con desastre nuclear de por medio tipo "Terminator" o "The Day After". Las que tratan el agotamiento de los recursos naturales tipo "Mad Max" y la desoladora "La Carretera", por citar algunas.

Si he de sacar una conclusión de todas ellas es que si queremos ser prudentes mejor nos mantengamos alejados de lugares emblemáticos como la Casa Blanca, el Edificio Chrysler, el Pentágono y de los Estados Unidos en general, porque invariablemente todas las catástrofes empiezan allí. Que si una pequeña grieta en una falla tectónica va abriéndose inadvertidamente camino,  mientras el protagonista se pelea con su ex porque no ha llegado a tiempo al partido de las extraescolares de la niña/o, ya que es un experto geólogo y una autoridad mundial en fallas tectónicas y se las ha visto y deseado para encontrar un hueco mientras salvaba a la humanidad. O un asteroide que ha variado alocadamente su órbita, se dirige a toda leche justito hacia una verde pradera de una casa de campo de Connecticut mientras la protagonista, que es una cualificada experta en la fusión nuclear en frío hace unas tortitas para toda la familia, antes de irse a trabajar, en una inmensa e impoluta cocina . Tortitas que invariablemente se acaba comiendo un enorme San Bernardo llamado Ben.
O algo por el estilo.
También hay que tener en cuenta una vez desatada la acción, no situarse a un radio de medio metro del protagonista y de su insoportable e histérica hijita si se trata de una niña, o de un engendro de medio metro, mitad filósofo estoico, mitad MacGyver si es un niño ; pues con toda seguridad seréis el blanco de cualquier proyectil, pedrusco, avalancha o meteorito que vaya a aparecer a continuación.
Ya sabéis, si llegado el caso, veis a uno con cara de protagonista que se os acerca corriendo, vosotros cruzad la acera ipso facto. Es un consejo que algún día quizás me agradeceréis.
Pero bueno, a lo que iba.
Cada vez que veo una de estas películas, me planteo que qué caray haría yo en una situación así, claro que le suelo dedicar al tema escasos segundos .
La cotidianidad me supera habitualmente en estos casos .
De pillarme algo así, a mi me pillará empujando un carro del supermercado, o frotando infructuosamente una mancha de sofrito de alguna camisa, o viendo un viejo capítulo de "Doctor en Alaska" o limpiando por enésima vez los cabezales de la impresora del despacho, y probablemente en un atasco.
En lo del atasco tengo muchos números.
Plantearme sobrevivir a toda costa? ...depende, pero viendo como va a quedar todo, casi que no.
El fin del mundo es el fin del mundo y habrá que encajarlo con resignación y si se puede con dignidad y elegancia pues mejor.

En cambio la otra noche terminaba de ver "Melinda y Melinda", la habré visto ya unas cuantas veces , pero como todas las películas de Woody Allen, no me da pereza volverlas a ver si hay alguien que tiene alguna pendiente . Nos arrellanamos en el sofá y la verdad es que a los diez minutos me había dormido profundamente, algunos días llego a casa molida.
Pero me desperté a tiempo de ver la escena final. Me encanta. En ella Wallace Shawn hace un preciso resumen de cuan maravillosa y a la vez frágil puede ser nuestra existencia.
De lo importante que es nuestra decisión de como enfocarla.
Ese leve chasquido de dedos final es sencillamente sublime, y por suerte o por desgracia real como la vida misma.
Porque la vida es así,  y también puede ser así el dejar de estar en ella.
Pero nada más lejos de mi intención el ponerme dramática. Todo, absolutamente todo lo contrario. Hay que ver, como visto así, lo pequeñitos que quedan temas como la Declaración de la Renta , el aumento del IVA, la congelación de las pensiones, por ejemplo.
O hacerse mala sangre imaginando al Tribunal Constitucional recortando l' Estatut de Catalunya.

Seanme felices .
Y si viene el fin del mundo el próximo 10 de Julio, que nos pille todos
a una , en la calle.
Por aquello que decíamos de la dignidad...

16 comentarios:

I. N. Vain dijo...

Yo veo en esta pelis post-apocalípticas un monton de ganas en destruir el mundo. El imbecil Emmerich lo disfruta tanto en 2012 que ya da asco.
Pero al final tomo todo este onda post-apocalíptica (y hay mucho) como algo muy cristiano. Es un grito por salvación. La apocalipsis es el castigo que merecemos.

desconvencida dijo...

Sólo decir que adoro a Wallace Shawn, es uno de esos supuestos "feos" de la gran pantalla que a mi me alegra cualquier película :)

el paseante dijo...

Hi ha nou dies que no t'estimo gens. I n'hi ha un que t'estimo molt i que val per deu dies. És avui. M'agrada quan et despentines al blog. Tu ets així.

Fem un refugi nuclear al taller? Si dius que sí, t'ajudo.

Rita dijo...

Tens un estil tan i tan especial d'escriure que enamores, però, com diu el paseante, avui és per estimar-te enormement.

El dia 10 a mi també m'enganxarà al carrer!
Petons, maca!

fra miquel dijo...

Subscric totalment el que diu la Rita; m'enamores amb aquest escrit, i t'estimo enormement per tot el que dius i com ho dius.
Si la fi del mon ens agafa el dia 10 al carrer, serà per què estem vius i ens correrà la sang per les venes fins l'últim moment

M'encanta l'escena final de Melinda & Melinda. No em cansaria de veure-la

Un petó gupíssima

ens veiem

MK dijo...

Tienes razón I.N.Vain ,mientras a los paganos les va la cosa hedonista de adorar becerros de oro o montar parques temáticos a lo Sodoma y Gomorra a los cristianos les va la purificación a base de arrasarlo todo , que si diluvios universales ,que si plagas de langostas , que si lluvias de fuego...el Antiguo Testamento es un auténtico catálogo de métodos de destrucción masiva y de efectos especiales porque ya me dirás tú eso de Moisés separando las aguas del Mar Rojo , las guerras interestelares entre arcángeles y ángeles caidos , Sansón a lo Van Damme derrumbando el templo de los filisteos...

MK dijo...

Completamente de acuerdo Descon , inolvidable el malo Vinzzini de la "Princesa Prometida" y no me perdono el no haber visto todavía "Mi cena con André".
Por cierto en qué película de Woody Allen hace un cameo interpretando al ex-marido de la protagonista?.Hay una escena en la que élla recuerda nostálgica sus dotes amorosas , ante la incredulidad de Woody que hace el papel de pareja actual .Seguro que tú te acuerdas.

MK dijo...

Paseante no es un mal promig...
A partir d'ara procuraré que no falti aquest desé dia.
Refugi nuclear dius?? . En vista dels problemes que he tingut amb la cosa de l'aigua i les humitats crec que el més convenient sería projectar una mena D'Arca de Noé...
I una parella de cada especie.. Trànquil ,en cas d'emergència embarcarem al Veí... :-P

MK dijo...

Rita , tú si que enamores , fins i tot quan t'enfades en el teu blog i analitzes una cosa ho fas amb un respecte i una cura impecables...jo soc més de tirar pel dret i de escriure tal com raja . D'aquí a embarbusar-me i a fer tres mil faltes d'ortografía en un text de dues frases no hi va res..pero gracies guapa!

MK dijo...

Frare Miquel ,miraré de portar un esqueix de la quentia com a kit de supervivència si la fí del mon ens agafa al carrer .
Per si sobrevivim un quants i hem de muntar una mena de paradís terrenal verge i primerenc..:-))

El futuro bloguero dijo...

Me ha encantado la reflexión de Melinda a l' Estatut, o el atasco durante el fin del mundo.

Como me gusta.

Un beso.

MK dijo...

Ya ves Futuro...divagar no es en absoluto lo mejor de mí . :-P

Y como el dramatismo tampoco es mi fuerte , a estas horas , con sólo un café con leche de soja y una tostada con mermelada sin azucar ingeridos a las seis horas y treinta minutos de la mañana voy a irme a visitar tu página donde por si nadie lo había intentado todavía veo que vas y me pones la receta de la Tortilla de patatas con pulpo a Feira, si señores , sí!!
...perdón...es sólo un poco de saliva..perdón ..

fanal blau dijo...

Ens veurem demà! :)

Julián Sánchez dijo...

Me ha encantado tu entrada. Lo cierto es que tienes razón, siempre hay un protagonista en torno al cual gira la destrucción del mundo, y todo pasa a su alrededor pero a él no le hacen ni un cardenal... Creo que lo que haría yo en caso de fin del mundo sería contactar con el guionista y chantajearle para que me hiciera protagonista de la destrucción, porque además siempre acaban encontrándose con alguien a quien quieren correspondidamente, de una forma u otra.

Un saludo!

albert dijo...

Suposo q deus estar a la nostra illa.
Bones vacances estimada MK

Mike Tracking dijo...

A mi lo que mas atrae mi atención de estos temas es ver como la humanidad se sigue creyendo el centro del universo. Si mañana nos extinguiéramos o la tierra estallara como un melón cayendo de un rasca cielos, en el universo no pasaría absolutamente nada y seguiría todo en su sitio, funcionando como siempre, por las mismas leyes que lo rigen todo desde hace millones de años.

Y hasta aquí el apunte serio. También quiero comentar que entre los protagonistas de los que uno debe huir, está la señora Fletcher de "Se ha escrito un crimen" allá donde va esa infame viejales con una tarta de cereza, alguien pilla cacho fuerte. Y no hablo de ligar, sino de encontrarte con una caja de pino en posición horizontal.