jueves, 21 de agosto de 2008

PEQUEÑO CUENTO PARA UN OTOÑO CERCANO

"EL HOMBRE QUE SEMBRABA ÁRBOLES"

JEAN GIONO

Este pequeño libro me lo recomendó un amigo , lo bajé de internet y acabé comprándomelo porque es como una pequeña joya.
Si tenéis que hacer un regalo sencillo pero con el corazón en la mano, no lo dudéis ,compradlo



- "Si uno quiere descubrir cualidades realmente excepcionales en el carácter de un ser humano, debe tener el tiempo o la oportunidad de observar su comportamiento durante varios años. Si este comportamiento no es egoísta, si está presidido por una generosidad sin límites, si es tan obvio que no hay afán de recompensa, y además ha dejado una huella visible en la tierra, entonces no cabe equivocación posible.
Hace cuarenta años hice un largo viaje a pie a través de montañas completamente desconocidas por los turistas, atravesando la antigua región donde los Alpes franceses penetran en la Provenza. Cuando empecé mi viaje por aquel lugar todo era estéril y sin color, y la única cosa que crecía era la planta conocida como lavanda silvestre.
Cuando me aproximaba al punto más elevado de mi viaje, y tras caminar durante tres días, me encontré en medio de una desolación absoluta y acampé cerca de los vestigios de un pueblo abandonado.

Me había quedado sin agua el día anterior, y por lo tanto necesitaba encontrar algo de ella. Aquel grupo de casas, aunque arruinadas como un viejo nido de avispas, sugerían que una vez hubo allí un pozo o una fuente. La había, desde luego, pero estaba seca. Las cinco o seis casas sin tejados, comidas por el viento y la lluvia, la pequeña capilla con su campanario desmoronándose, estaban allí, aparentemente como en un pueblo con vida, pero ésta había desaparecido."


14 comentarios:

atikus dijo...

Buenas MK, acabo de volver de mis vacaciones, aunque me quedan dos semanitas y un puente en septiembre de momento estoy de vuelta; he comenzado a leer este relato pero ando con poco tiempo en otro momento lo retomo aunque parece muy interesante!

besitos

Alex dijo...

Precioso posteo. Me contaste hace unos meses la historia de Elzeard Bouffier, lo recuerdo. Pero yo no te conté lo que sigue...

Un tipo canadiense se empeñó en basarse en la historia del hombre que sembraba árboles para corto de animación que terminó por conseguir el Oscar. Tardó muchos años en conserguir financiación para su proyecto (más de treinta). Cuando lo consiguió, había perdido casi toda la visión. Su generoso discurso de aceptación del premio está considerado como uno de los más emotivos jamás pronunciados.

Me marcho unos pocos días a un pueblecito perdido en la sierra extremeña. Muy cerca de Yuste y no muy lejos de Las Hurdes, la tierra sin pan que inventó Buñuel (La mayor parte de su célebre documental estaba trucado y exagerado. Si bien, la miseria en aquella zona era palpable entonces). Cuídate mucho, MK.

Rita dijo...

Preciós! Històries com aquesta, et fan seguir creien en les persones eh... :-)
Ja has tornat?

Mondo Gitane dijo...

uf, qué pereza dá ese librico, señorita. Yo le recomiendo Desmesura Ultrafondista, uno de mis libros de cabecera de este verano.

fra miquel dijo...

Una història preciosa, MK. Més aviat és un conte imprescindible.

Oli dijo...

Historias como esta son las que hacen falta...Una preciosidad.
Gracias por enseñarnosla.
Saludos

el paseante dijo...

És molt bonica aquesta història, MK. La vaig veure fa uns dies al teu blog, i vaig pensar: buffff, quina mandra llegir tot això ara. Però aquesta nit m'hi he posat, tranquilament, amb les finestres obertes que deixaven passar l'aire. I m'heu fet passar una molt bona estona (tu i el Giono). De gran vull ser Elzeard Bouffier. Què més voldria! És impossible ser com ell i donar tota aquesta vida a tanta gent a canvi de res. Crec que regalaré aquest llibret algun dia. Si és que el trobo.

Emily dijo...

MK, mira que he plantat arbrets en aquesta vida, però els poso en un test i moren. Amb les plantetes tinc més bona sort. Però encara tinc pendent en aquesta vida, plantar un arbre de debò, tenir un fillet (el gos compta?), i escriure un llibre ( el bloc compta?)jeje.
A veure si aquest més et poses més i ens fas més posts xulos dels teus.
Ves pensant que ja sóm al setembre i ens fa falta el kit de supervivència.
Jo estic posada amb una coseta per tu, t'agradarà, jeje. Però no te la diré!

Emily dijo...

Dia 5 y sin kit de supervivencia.
¿Quieres dejar los píxeles a un lado y hacerlo? Te dejo el fin de semana para ponerte al día, pero de aqui no pasa!

MK dijo...

uuuuf!...aquí otra vez , y mira que me ha costado.
...ya se sabe , en los naufragios en islas desiertas ,ni internet , ni blogs , ni películas , ni música , ni teléfonos , ni cervecita helada...Echaba de menos esto , la ciudad y el ruido , y la gente en el metro , los horarios y el trabajo , y las prisas...
Y a vosotros...
Gracias por estar ahí, gracias de verdad.
A ver si entre hoy y mañana me pongo al día !!

El futuro bloguero dijo...

Como dices tú en este último comentario... a ver si yo también me pongo al día.

Conocerás sin duda el fantástico libro Un viejo que leía novelas de amor, de Luis Sepúlveda...

Si no lo conoces, te lo recomendo para el kit de Octubre. Precioso de verdad.

besos regresados

laltremaria dijo...

.per la finestra hi habia mira`t timidament.. i ara ja he trobat la porta..
moltes gràcies pel detall tant bonic, un regal preciòs.

"Entrecometes"

Anónimo dijo...

Dormir entre tus piernas
Sueños inquietos
Tan cerca de tus labios de seda
Dentro de tus labios de seda
Ácidos rosa
Noches sin luna
con besos de agua.
Para desconvencida.J.Luis La Frontera:Durmiendo entre tus piernas.-Bubok.es

América Ratto-Ciarlo dijo...

Me gustó este blog...! buen y sabiamente escogido material. Ciertamente el relato de J.G. es una "joya" y el personaje que lo inspiró un digno ejemplo...

Salud..!